• gal-img Nunca tuviste un peinado tan sexy hasta que te salieron canas (IStock)

    1. Las canas
    Los hombres son como el vino, que mejoran con la edad...Esto es lo que se suele decir, pero lo cierto es que no se cumple si no te sacas verdadero partido. Porque no nos engañemos, una versión más arrugada y canosa de tu yo veinteañero no tiene por qué ser excesivamente más atractivo. Pero si eres consciente de qué aspectos de la madurez pueden hacerte más sexy para las mujeres, podrás ser sencillamente el gentleman que quizá nunca fuiste. La experiencia es un grado, y hay que evidenciar y visibilizar los puntos fuertes que ser unos maduritos nos aporta.
  • gal-img Hacer fotocopias para tu jefa es mucho más sexy cuando eres un madurito (IStock)

    2. El aura
    Aunque no cambies ningún hábito, ser madurito confiere un aura especial a todo lo que hagas -excluyendo observar obras, eso es de abuelo y aún no existe un país en el que sea considerado algo sexy-.Es decir, si sigues apoyando a tu equipo de fútbol cada fin de semana, ya no parecerá un hobby estúpido, sino un ritual totalmente respetable. Comer chucherías o jugar a videojuegos: eres un hombre maduro pero que sigue conectando con su niño interior, un hombre que mantiene la ilusión del primer día. Tomar nespresso: what else? + Algo que sugiera la imagen. Esto es algo que no puedes entrenar, ni mejorar. No obstante, sé consciente de ello: casi todo lo que hagas parecerá algo que George Clooney haría si vas bien vestido y pones la media sonrisa cuando toca.
  • gal-img Un madurito estable es siempre más atractivo que un pelagatos (IStock)

    3. La Estabilidad
    Como hombre algo mayor, lo más normal es que tengas una mínima estabilidad: trabajo, coche propio o incluso vivienda...Es importante como madurito que en el momento de seducir recalques esta situación, sin parecer aburrido o anclado. Y sí, no es políticamente correcto decirlo, pero un puesto de trabajo respetable y un buen fajo de billetes hacen mucho porque parezcas más atractivo. Así que paga las copas, ya no pareces un pagafantas. C´est la vie.
  • gal-img La barriguita ahí está, pero como señor mayor es más admisible, otro punto a favor (IStock)

    4. Hacer Deporte
    Lo único que puede evitar que esas jovencitas de la oficina te imaginen con un taca-taca es que a veces te pongas los shorts y las zapatillas de correr. Aunque no hagas más que trotar. En estático. Cuando las ves venir. Qué te voy a contar que no sepas ya.
  • gal-img

    5. Tu estilazo
    Tú coge a cualquier actor de más de 50 años, por ejemplo el mentado Clooney y fusílalo. Su estilo. No lo fusiles, eso no te hará parecer más atractivo. A estas edades puedes ponerte un pañuelito rosa que te hubiera lanzado a la otra acera sin más remisión a tus treinta, y llevarlo con gracejo. Un cinturón multicolor: traélo para aquí. Unos botines brillantes, sold out. Arriesga pero siempre mézclalo con lo tradicional. En una palabra: sé elegante sin parecer que vas al funeral de tus coetáneos.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies