• gal-img El embarazo puede provocar situaciones inesperadas (Foto: iStock)

    1. No llegar a tiempo al hospital
    Es algo que nos parece habitual porque siempre que ocurre, sobre todo si es con final feliz, acaba en todos los telediarios del país, pero es extremadamente raro que una mujer no llegue a tiempo al hospital a dar luz teniendo en cuenta con el tiempo disponible desde que una detecta que está de parto hasta que suele salir a la luz la criatura. Portales, coches, transporte público e incluso en plena calle han sido lugares en los que alguna vez se ha visto un alumbramiento. En el mejor de los casos llegan los sanitarios a tiempo para ayudar pero si esto ocurre normalmente es el acompañante de la mujer quien ayudado por el teléfono y por voluntarios que pasen cerca los que ayudan a la madre a traer al bebé al mundo.
  • gal-img Aunque parezca mentira, la mujer puede sufrir un orgasmo mientras da a luz (Foto: iStock)

    2. Que la mujer sufra un orgasmo
    Es algo que no está contrastado científicamente pero se basa en la teoría cierta de lo delgada que es la línea entre el placer y el dolor. La realidad es que bastantes mujeres han afirmado haber tenido partos placenteros donde lo sentido se parecía más a un orgasmo general en todo el cuerpo que al clásico infierno con el que cualquier mujer que pare en condiciones normales describe el momento de parir. Muchas de las mejores que afirman haber parido con un orgasmo lo achacan a actividades que practican centradas en la relajación como el yoga.
  • gal-img El bebé puede salir con la bolsa del líquido amniótico sin romper (Foto: iStock)

    3. Parto velado
    Esto es un tipo de parto muy extraño pero del que hay algunos ejemplos constatados. Por ejemplo en 2013 se hizo viral un parto así ocurrido en Brasil. No es más que un alumbramiento sin romper la bolsa amniótica. Es muy curioso ver cómo el bebé nace dentro de la bolsa, en las mismas condiciones en las que ha vivido en el interior de la madre durante todo el proceso de gestación. Los nacidos así se les conoce como enmantillados porque llegan al mundo con el velo de la membrana que es la bolsa del líquido amniótico.
  • gal-img No todos los mellizos nacen con solo minutos de diferencia (Foto: iStock)

    4. Parto múltiple en diferentes años
    Es el colmo de las rarezas seguramente pero ha ocurrido y es una casualidad que puede suceder a más madres. En primer lugar tiene que ser obviamente a mujeres embarazadas de al menos dos fetos y la segunda condición es que la fecha estimada de parto caiga en Navidad, especialmente a finales de año o la primera del año siguiente. Es un fenómeno raro pero que ha ocurrido por más de lo que parece. Como curiosidad, por ejemplo entre el 31 de diciembre de 2016 y el 1 de enero de 2017, en Estados Unidos, según reportaron medios locales, ocurrió hasta en 6 ocasiones. Así que mira bien las fechas del calendario si no quieres que tus retoños vayan a cursos distintos pese a nacer con solo unos minutos de diferencia.
  • gal-img El parto entraña numerosos peligros (Foto: iStock)

    5. Prolapso del cordón umbilical
    Este fenómeno es poco común, extraño, pero que puede ocurrir en cualquier parto. Es peligroso para el feto porque puede ahogarse con el cordón pero afortunadamente el personal sanitario es de primer nivel y saber lidiar con ello de maravilla así que estad tranquilos. El prolapso ocurre cuando el cordón, normalmente más largo de lo normal, sale antes que el bebé, de ahí que le genere riesgo al feto.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies