• gal-img El apoyo de la pareja es fundamental para no obsesionarse (Foto: iStock)

    1. Comprensión
    este primer consejo es casi más recomendable para la pareja que sufre de manera indirecta las consecuencias del gatillazo. Y es que a veces se lo toman a modo personal, pensando que hay falta de atracción sexual o que no son capaces de conseguir estimularte. Hay que explicarles que normalmente el gatillazo viene por algo que se pasa por la cabeza de la persona puntualmente, por una situación de estrés o similar y casi nunca tiene que ver con el acto sexual en sí. Así que es importante comprender la situación, saber que no es por ti y de esa forma quitarle hierro al asunto y ayudar al que lo sufre a superarlo.
  • gal-img No le des más vueltas al problema (Foto: iStock)

    2. Naturalidad
    Si ocurre, lo mejor es afrontarlo. Vive el momento con naturalidad y por duro que sea compártelo con la persona que esté en ese momento contigo. Pide disculpas, sé cariñoso con ella para que no le afecte más de lo debido y respirad antes de empezar a sacar conclusiones en caliente.
  • gal-img No hay que dar al gatillazo más importancia de la que tiene (Foto: iStock)

    3. No deprimirse
    El “posgatillazo” puede ser peor que el momento de tenerlo. Un gatillazo, tanto si es la primera vez que te ocurre como si la situación se repite, es un momento muy duro psicológicamente para el hombre. Parece increíble porque ya hay dramas en la vida de uno de verdad y no éste pero el sexo es un tema fundamental para muchas personas. Hay que saber apoyarse en esa comprensión de la pareja y no deprimirse. Y si no es suficiente con ello no tengas miedo a acudir a un especialista, a algún psicólogo de confianza, para que te ayude a salir del bache.
  • gal-img Estar tranquilo es fundamental (Foto: iStock)

    4. Técnicas de relajación
    Cuando todo el mundo coincide en los beneficios que tienen para el día a día y lo aplicables que son al sexo es por algo. El gatillazo viene dado por un problema físico como el tabaquismo por ejemplo, pero sobre todo por problemas psicológicos. Hay que sacarle la parte positivo y es que muchas veces es el que nos hace reaccionar y tomar medidas: parar, echar el freno y dedicarle tiempo a la mente. Y cualquier actividad relacionada con la meditación es siempre una buena idea.
  • gal-img Una mala alimentación puede afectar a tu vida sexual (Foto: iStock)

    5. Cambiar los hábitos
    La mala alimentación, el exceso de alcohol, tabaco o sustancias aún peores para la salud, dormir poco, etc. son situaciones que pueden fomentar el bloqueo de la líbido así que toma medidas contra ellas.
  • gal-img El tiempo pone las cosas en su sitio (Foto: iStock)

    6. Dejar tiempo
    Es importante conocerse y conocer a tu pareja y a veces lo peor que se puede hacer es querer conseguir arreglar lo que ha ocurrido en una mala experiencia sexual. Tómate tu tiempo e incluso podéis cambiar algunos hábitos en la cama. Por ejemplo, en psicología suelen recomendarse juegos basados en las prohibiciones para levantar la líbido y ganar tiempo para que todo vuelve a su cauce.
  • gal-img Puedes recurrir a estos productos si lo ves necesario (Foto: iStock)

    7. Suplementos naturales
    Existen en el mercado y a veces pueden ser una solución. Lo mejor es atacar primero las causas y tratar de ponerles remedio sin necesidad de recurrir a éstos, pero si no hay más remedio lo ideal es que sean siempre naturales.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies