• gal-img Primer propósito para septiembre: comenzar a hacer deporte (iStock)

    1. Hacer deporte
    El año empieza en septiembre. No, no, el calendario no ha cambiado. La Navidad continúa en diciembre y el año comienza en enero. Lo que se quiere decir es que todo se retoma en septiembre: el trabajo después de las vacaciones, la vuelta al cole, la actividad política, la rutina. Parece mucho más lógico hacer buenos propósitos en septiembre que en enero, ¿no? También se pueden hacer en los dos momentos. Y ya si se cumplen, esto es inmejorable. El primero no podía ser otro. No te vas a librar: hacer deporte. Si ya practicabas alguna actividad deportiva con anterioridad a las vacaciones de verano, el objetivo debe ser continuar y mantener la regularidad. Si tu vida era más bien sedentaria, tienes que empezar. Elije lo que más te divierta y a darle poco a poco.
  • gal-img Mejora tu alimentación (iStock)

    2. Comer mejor
    No se trata de iniciar una dieta, simplemente de llevar unos hábitos alimenticios más saludables. Con más variación, haciendo –como mínimo– cinco comidas al día, bebiendo mucha agua, comiendo fruta, vitaminas… Y, de vez en cuando, no te cortes y date un premio en forma de hamburguesa. O pizza. Y cerveza. O vino. ¡Que la vida está para vivirla!
  • gal-img Fuera los gastos superfluos (iStock)

    3. Ahorrar
    Lo más probable es que en verano el gasto se te haya disparado. Haya sido así, o no, septiembre es un buen momento para comenzar a ahorrar: evita gastos superfluos, renegocia contratos de la luz, agua, Internet, etcétera.
  • gal-img Viajar es felicidad (iStock)

    4. Viajar
    Si cumples el punto anterior y consigues ahorrar, es muy probable que puedas viajar más. Y si lo haces tu felicidad aumentará. Porque está comprobado que viajar da alegría. Así que prométete que, si puedes, vas a viajar más. A conocer mundo.
  • gal-img En cierto modo, leer es viajar sin moverte del sofá (iStock)

    5. Leer
    Y si en pleno viaje te pones a leer, la felicidad será completa. Pero si no puede ser unido, al menos hazlo por separado. Mientras estés ahorrando para viajar, confórmate con viajar mentalmente. Métete en una buena novela –o en un libro de la temática que más te guste– y vuela tirado en el sofá.
  • gal-img Fuera vicios malos (iStock)

    6. Dejar de fumar
    De dos vicios maravillosos, a uno realmente malo. Haz una apuesta por una vida un poquito más saludable y a los dos primeros puntos, hacer deporte y comer mejor, súmale el olvidarte de los cigarrillos.
  • gal-img Aprende más de lo que más te guste (iStock)

    7. Haz un curso
    No todo va a ser trabajar. ¿Qué es lo que te gusta? La informática, coser, las redes sociales, el bricolaje, la cocina… Elije un curso de ese hobby y aprende un poco más.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies