• gal-img Un exceso de ejercicio baja la libido (iStock)

    1. Estudio de la Universidad de Carolina
    Cuántas veces se ha oído eso de que a los deportistas se les prohíbe tener sexo en las concentraciones antes de una cita importante. O todo lo contrario, entrenadores que opinaban que les viene bien. Al final, cada una de estas apreciaciones partía de una mera especulación. Sin embargo, esto cambia, un estudio de la Universidad de Carolina del Norte dice que, en los hombres, un ejercicio muy intenso baja la libido.
  • gal-img El apetito sexual es mayor en los hombres que hacen un ejercicio moderado (iStock)

    2. Más ejercicio, menos libido
    Para realizar el estudio, entrevistaron a 1.077 hombres a los que hicieron preguntas acerca de con qué frecuencia tenían sexo –además de cuestiones relacionadas con las ganas de tenerlo, es decir, con los deseos sexuales– y sobre el ejercicio físico que hacían. La conclusión fue clara: cuánto más ejercicio, menos apetito sexual.
  • gal-img El encargado del estudio apunta a que el cansancio físico disminuye la testosterona (iStock)

    3. Testosterona
    Ojo, no se da en el estudio una explicación, digamos, científica, de por qué sucede esto. No obstante, los resultados son evidentes y clarificadores. Apuntan los investigadores que su intención es profundizar en el asunto. Y, antes de hacerlo, Anthony Hackney, doctor que dirige el estudio, se atreve a barruntar que el cansancio físico puede reducir los niveles de testosterona.
  • gal-img La fatiga que provoca el entrenamiento también afecta al deseo sexual (iStock)

    4. Fatiga mental y física
    Otra explicación, quizás menos técnica, pero más comprensible y evidente para el común de los mortales es que, evidentemente, entrenar cansa físicamente. Y, si este ejercicio es demasiado intenso, también puede provocar cansancio mental –pasa de ser una liberación a una obligación y eso es lo peor que puede pasar–. Lógicamente, si cuando llegas a casa te duele todo, es normal que no tengas ganas de tener sexo. Y si estás pensando cada dos minutos en el gimnasio, tampoco. El deporte es muy bueno, pero se puede convertir en adicción y perder todas sus cualidades.
  • gal-img Libido alta con ejercicio moderado (iStock)

    5. Todo mejor con un ejercicio moderado
    Como conclusión, y a falta de que el comentado estudio vaya un poco más allá, lo que queda claro es que el ejercicio, como muchas más cosas en la vida, es bueno practicado en su justa medida. Enganchando con los poderes adictivos anteriores, hay que usar el ejercicio para estar bien física y psicológicamente, pero sin obsesiones. Se puede competir, y apretar mucho en las semanas previas, pero también es importante saber descansar.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies