• gal-img No vayas al gimnasio sin una toalla (Foto: Gtres)

    1. Lleva siempre tu toalla para aparatos y colchonetas
    Hay muchos gimnasios que dentro de sus servicios ofrecen toallas. Es una buena medida y en general hay que confiar en sus medidas de limpieza, pero no sabemos cómo son éstas realmente en ningún gimnasio y por cuántas manos y cuerpos habrá pasado. Por eso es incluso mejor que tú lleves de casa una toalla pequeña para usarla durante el entrenamiento y otra para la ducha.
  • gal-img Al finalizar el entrenamiento pasa por la ducha (Foto: iStock)

    2. Dúchate siempre al terminar
    Ducharse es esencial al acabar el entrenamiento. Cuando haces ejercicio, sudas y eliminas toxinas. ¿Te quieres quedar con ellas en la piel? Pasa por la ducha, son 5 minutos y relajarás tus músculos.
  • gal-img Las chanclas son imprescindibles en el gimnasio (iStock)

    3. Usar chanclas
    Bajo ningún concepto debes pisar en ningún sitio descalzo sin calcetines. Ni las zonas comunes de estiramientos donde es muy común ni por supuesto las duchas y vestuarios. Siempre lleva unas chanclas contigo y úsalas. Evitarás los temidos e incómodos hongos.
  • gal-img Es importante no dejar pelos en el vestuario (Foto: iStock)

    4. Recoge bien los pelos después del peinado y sobre todo del afeitado
    Una de las cosas que más rabia da ver en un gimnasio son pelos en un lavabo del vestuario, ya sea de alguien que se acaba de peinar o incluso de alguien que se acaba de afeitar. Ya no solo por higiene debemos limpiar bien la zona que utilicemos sino por imagen. Además, hay que ponerse en la piel contraria. Si te lo hacen a ti seguro que te parecerá una cosa repugnante. Limpia bien el lavabo y no dejes los pelos pegados en las paredes ni nada por el estilo.
  • gal-img Botella con interior metálico (Foto: iStock)

    5. Botella metálica
    El plástico es un material que debemos evitar en nuestros utensilios de comida y bebida. Atrae y retiene las bacterias mucho más que otros materiales que además son más resistentes como el metal. Elige una botella de este tipo y de vez en cuando desinféctala. Por supuesto intenta no perder de vista ni olvidarte tu botella.
  • gal-img La ropa sucia, mejor en bolsa específica (Foto: iStock)

    6. Usa bolsa de la ropa sucia
    Un detalle importante de higiene personal es separar en todo momento la ropa limpia de la sucia. Llevando una sencilla bolsa puedes meter ahí la ropa sudada y así no traspasar gérmenes y sudor. Además es bueno hacer lo mismo con las chanclas que encima acaban mojadas de la ducha y con las zapatillas de deporte. Para estas últimos existen bolsas especiales, como en las que guardan los futbolistas sus botas.
  • gal-img Cubre tus manos con guantes o geles antibacterianos (Foto: iStock)

    7. Utiliza guantes
    Aunque todo gimnasio tiene su sistema de limpieza nunca viene de más prevenir. Sobre todo porque puede que el anterior que ha usado esa máquina no es tan higiénico como tú.
  • gal-img El maquillaje y el ejercicio no son buenos amigos (Foto: iStock)

    8. No vayas maquillada
    En el caso de las chicas, y chicos si alguno lo hace alguna vez, es recomendable evitar el uso del maquillaje. La piel debe estar lo más limpia posible a la hora de hacer deporte. Los poros necesitan tener el camino libre y no obstruirse, porque de lo contrario son focos de infecciones que generan rojeces, acnés, arrugas etc. Si no puedes remediarlo al menos usa maquillajes que sean de productos ecológicos.
  • gal-img Cubre tus heridas a la hora de entrenar (Foto: Pixabay)

    9. Mejor acudir con heridas abiertas bien tapadas
    Es un detalle acudir al gimnasio con las heridas bien tapadas. Es cierto que éstas cicatrizan mejor al aire pero para utilizar materiales comunes siempre mejor taparlas para evitar dejar rastros de sangre o pus si la herida está supurando. Por pequeña que sea una herida siempre es motivo de contagio de alguna infección. Las tapas bien en el vestuario y las destapas al terminar para que limpien bien en la ducha asegurándote al terminar de que ésta está limpia.
  • gal-img ¡Es muy importante! Toma nota (iStock)

    10. En saunas o baños turcos, mejor sentarse sobre una toalla
    Si tú gimnasio tiene sauna o baño turco, utiliza una toalla limpia para sentarte sobre ella. No sabes quién ha usado esa parte del banco antes que tú ni si se ha duchado antes o no por ejemplo. Así que por higiene y por prevención, acuérdate de llevar o pedir esa toalla limpia.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies