• gal-img Hay posiciones propicias para que haya indeseados escapes. (iStock).

    1. Gases
    Graciosa para los demás. Porque al que le pase, tendrá un buen rato de vergüenza. Hay algunas posiciones que pueden hacer que se escape algún gas inesperado.
  • gal-img Es tanta la calma que se alcanza, que también llega el sueño. (iStock).

    2. Bostezar
    La música, los movimientos lentos, a veces es imposible evitar bostezar.
  • gal-img Lo peor es cuando de los bostezos se pasa a los dulces sueños. (iStock).

    3. Siesta
    Ya lleváis un rato bostezando, pero la música sigue siendo relajante, los movimientos tranquilos, y los ojos se van cerrando, y cerrando, y cerrando... Hasta que alguien dice: "¡Que estás roncando!"
  • gal-img Todos van para un lado, menos tú. (iStock).

    4. Al revés
    Quizás seas nuevo en clase o, simplemente, es que estás un poco despistado. Pero puede pasar que todos lleven una coreografía perfecta, menos tú que vas al revés.
  • gal-img Y si, de repente, comienzan a sonar guitarras eléctricas a tope. (iStock)

    5. Sobresalto
    La música es calma. Tranquila. Pero la profesora se ha confundido al grabar y, en medio, comienza a sonar su canción favorita de Metallica. ¡Todos arriba y con los ojos bien abiertos!
  • gal-img

Mas informacion sobre:

Cardio Ciclismo Fitness

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR