• gal-img Sí, él sí que hace suficientes abdominales (IStock)

    1. No haces suficientes abdominales (o haces demasiados)
    Puede parecer una obviedad, pero la primera razón por la que igual no puedes lucir un six-pack es porque no haces suficientes abdominales. Y no nos referimos a machacarte día tras día. Con una rutina de 15 a 20 minutos, tres veces a la semana, y mezclando distintos ejercicios, debería ser suficiente para en unos pocos meses ver grandes resultados. Si te excedes, también es posible que no les des tiempo para crecer.
  • gal-img Problemas de digestión, tripa hinchada...enemigos de los abdominales (Istock)

    2. No cuidas tu dieta
    En este caso, no es necesario solo que pierdas peso. Puedes estar delgado y un poco fofisanillo en tu zona abdominal. Esta es una zona que acumula grasa de manera natural, y por ello una dieta específica en la que balanceemos los alimentos es clave para marcar el abdomen. Prueba a cenar durante una semana siempre vegetales y frutas, y verás como notas resultados. Y mucho ojo con los azúcares.
  • gal-img Hay gente que tiende a acumular más grasa abdominal (IStock)

    stomach of children with normal weight.
    Sí, suena a excusa fácil, y muchas veces lo es. Pero lo cierto es que hay fisionomías que favorecen la aparición de abdominales de manera más o menos sencilla, mientras que a otros nos cuesta más. Nada que no se pueda solucionar con vida sana y entrenamientos equilibrados.
  • gal-img Es muy importante que hagas ejercicios aeróbicos (Istock)

    4. No haces cardio
    La grasa del abdomen es visceral, y muy difícil de quitar. Ejercicios de cardio de larga duración pueden ayudarte a quemar estas grasas. Pero claro, hay que ser consistente y correr largas distancias al menos dos veces a la semana.
  • gal-img Unos buenos abdominales precisan ser entrenados de muchas maneras (Istock)

    5. Solo haces crunches
    Los crunches son los ejercicios clásicos para ejercitar los abdominales, manos detrás de la cabeza y repetición tras repetición. Aunque son efectivos y relativamente sencillos, existen muchísimas variaciones que te interesa conocer. Entrenar solo los abdominales superiores y no hacer ejercicios laterales, dorsales o para los inferiores suele conducir a una tripa más hinchada, y no a lo contrario.
  • gal-img Ejercitar la parte interna de nuestros abdominales es clave, por muchas razones (IStock)

    6. No ejercitas el core
    No solo para marcar abdominales. Cualquier persona que se dedique en serio al fitness sabe que la base es "core, core y más core". Trabajar internamente la musculatura abdominal y lumbar, nos facilitará un mejor rendimiento en casi cualquier ejercicio físico.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR