• gal-img Una pareja corre con su perro (iStock)

    1. Correr con el perro
    ¿Quieres escapar del gym este fin de semana pero no bajar el ritmo? Cuando vayas a pasear al perro ponte tu ropa de running y hacer carrera continua. En vez de emplear una hora sólo necesitas 40 minutos. Con un simple trote ayudarás a tu cuerpo a activar tu metabolismo y, por lo tanto, a quemar más grasa. Practicarás deporte con tu perro y la vuelta el lunes no te costará tanto.
  • gal-img Una familia pasa un buen día en el campo (iStock)

    2. Excursión de domingo en familia
    Si te da pereza hacer ejercicio sólo súmale miembros a tu entrenamiento. ¿Y quién mejor que tu familia para hacer deporte? Planifica una escapada este domingo y te mantendrás activo. No estamos hablando de hacer una ruta de 8 horas por la montaña, simplemente propón dar un paseo hasta un parque o ir a visitar una ciudad cercana. Aunque no lo pensamos, hacer turismo implica andar para conocer el destino, o lo que es lo mismo, andar durante horas.
  • gal-img Amigos dan un paseo en bici (iStock)

    3. ¡Es hora de pedalear!
    Llega el buen tiempo y no hay mejor plan para un fin de semana que dar un paseo con la bicicleta. ¿Te aburre lanzarte tú sólo a la calle? Invita a algún amigo, a tu pareja o convence a tu hijo para que se separe de la televisión. Con una hora pedaleando quemarás gran parte de los excesos del fin de semana y no tendrás cargo de conciencia el lunes. ¡Súbete a la bici!
  • gal-img Jóvenes en un museo (iStock)

    4. Mens sana in corpore sano
    No todo es sudar y sudar. Si quieres mantener tu nivel de entrenamiento tienes que dar descanso a tu cerebro. Te proponemos que, en vez de pasar las horas muertas tumbado en el sofá “desconectando” con la televisión, mantengas activo el músculo más importante de todos. Para ello puedes visitar un museo, una exposición o ir al cine. Así combatirás la pereza, distraerás a tu cerebro y sentirás que has aprovechado el fin de semana. ¡No se puede pedir más!
  • gal-img Grupo de amigos corre en la calle (iStock)

    5. Apúntate a un evento deportivo
    Si estás de lunes a viernes encerrado en el gimnasio entre mancuernas, apúntate a un evento deportivo durante el fin de semana. Da igual si es una carrera popular, una marcha o un paintball con los amigos. El caso es que rompas la rutina, desconectes de las series y repeticiones con un ejercicio dinámico y divertido. Seguro que en tu ciudad hay cientos de eventos deportivos. ¡Corre y súmate!
  • gal-img El deporte puede ser una buena excusa para reunirte con amigos (iStock)

    6. Recuerda viejos tiempos
    ¿Cuándo eras adolescente practicabas algún deporte y lo tuviste que dejar? Usa el fin de semana para rememorar viejos tiempos. Coge a tus amigos y proponles una “pachanga” en el polideportivo de tu ciudad, un partido de pádel o unos tiros a canasta. Te servirá de excusa para no quedarte en casa, reencontrarte con todas tus viejas amistades y te echarás unas risas.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR