• gal-img Trata de que el entrenamiento no sea un sufrimiento. (iStock).

    1. Entrenamientos alegres
    Debes intentar que tus jornadas de entreno no sean un suplicio. Ejercítate en un entorno natural agradable, no lleves tu cuerpo al límite, hazlo con otra gente.
  • gal-img Búscate alguien que te haga compañía. (iStock).

    2. En compañía
    Novio, novia, amigo, amiga, hermano, hermana, primo, prima, vecino, vecina, da igual. Entrenar suele ser más divertido en compañía.
  • gal-img Márcate una meta. (iStock).

    3. Objetivo
    Si tienes un objetivo te costará menos. Pero que sea realista, si llevas 20 años sin correr no planifiques un maratón en tres semanas. Puedes empezar por una 5K. O una prueba ciclista. O perder peso.
  • gal-img Anota tu progresión. (iStock).

    4. Mejora
    Si te has marcado como meta, por ejemplo, hacer una ruta en bici por la montaña, apunta lo que haces cada día. Al principio 30 kilómetros, luego 40. Sigue sumando.
  • gal-img O vas poco a poco o lo dejarás pronto. (iStock).

    5. Paso a paso
    Si machacas tu cuerpo por encima de sus posibilidades los primeros días, te rendirás pronto. Hay que ir muy poco a poco. Si queremos correr, pero llevamos sin hacerlo mucho tiempo, mejor empezar por andar. Paso a paso hasta la cima.
  • gal-img Un premio nunca está de más. (iStock).

    6. Premios
    Además de hacer ejercicio, hay que cuidar la alimentación. Más difícil todavía. Pero, de vez en cuando, puedes premiarte. Por ejemplo, los domingos (si he cumplido con mi planning de entrenamientos) como lo que quiera: hamburguesa, pizza, kebab.
  • gal-img Quizás lo pruebes y no puedas dejarlo. (iStock).

    7. Pruébalo
    Puede que estés buscando razones para salir a entrenar, y lo único que necesites es probarlo. La sensación de bienestar posterior, los beneficios psíquicos y físicos. Muchas veces con eso es suficiente para no dejar de hacerlo.
  • gal-img Anota tu progresión. (iStock).

    4. Mejora
    Si te has marcado como meta, por ejemplo, hacer una ruta en bici por la montaña, apunta lo que haces cada día. Al principio 30 kilómetros, luego 40. Sigue sumando.
  • gal-img O vas poco a poco o lo dejarás pronto. (iStock).

    5. Paso a paso
    Si machacas tu cuerpo por encima de sus posibilidades los primeros días, te rendirás pronto. Hay que ir muy poco a poco. Si queremos correr, pero llevamos sin hacerlo mucho tiempo, mejor empezar por andar. Paso a paso hasta la cima.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies