• gal-img Gazpacho, un clásico (iStock)

    1. Gazpacho
    Un clásico de nuestra gastronomía que encontrarás en un alto porcentaje de cartas de bares de nuestro país, ya sea como primero en su menú del día o como entrante. Todo en el gazpacho es sano, desde el AOVE (aceite de oliva virgen extra), que utilizado con moderación es un alimento excelente, hasta el pepino, pasando por el tomate, pimiento, cebolla y ajo. Si puedes evitar poner pan por encima te ahorrarás unas valiosas calorías.
  • gal-img ¿Habías pensado en esta opción? (iStock)

    2. Gambas al ajillo
    Un clásico cuando compartimos mesa de picoteo. Un plato sencillo con un sabor exquisito y sano, apto para todos. La gamba, acompañada por el ajo y la guindilla en esta ocasión, es rica en minerales, proteínas y vitaminas. Solamente tenemos que evitar el mojar pan en la salsa una vez se acaben las gambas. Ese el único sacrificio que requiere poder disfrutar de unas buenas gambas al ajillo.
  • gal-img Una buena parrillada es una apuesta segura (iStock)

    3. Parrillada de verdura
    Es difícil de superar el sabor de unas verduras hechas a fuego lento en una parrilla con un poquito de sal gorda. Para muchos, la manera más rica de comer verdura, y desde luego una de las formas más sanas. La cebolla, el calabacín, la berenjena o el pimiento son ingredientes ideales para hacer a la parrilla y el tomate adquiere otra textura y sabor distinto al clásico tomate en ensalada. Perfecto para compartir y disfrutar por una persona a dieta.
  • gal-img El mar tiene la solución (iStock)

    4. Sepia a la plancha
    El pescado a la plancha o al horno es siempre un valor seguro cuando sales fuera a comer y estás a dieta. Para compartir, siempre será más sencillo a la plancha, como es el caso de la sepia. La sepia suele ir vuelta y vuelta cocinada con un poquito de aceite, con ajo y con perejil. A veces, podemos encontrarla con un poquito de zumo de limón. La sepia es un molusco compuesto por agua en más de un 80 por ciento. Es rica en yodo, es rica en antioxidantes y aporto muchas vitaminas.
  • gal-img Sano, sencillo y barato (iStock)

    5. Revuelto de setas y trigueros
    Huevo, hongos y verdura. Un plato rico, sano y fácil de compartir cuando pedimos en un bar. Si el hongo es champiñón mucho mejor, porque es un alimento muy bajo en calorías, ideal para las personas que estén a dieta. Ocurre lo mismo con los trigueros ya que están compuestos en un 90 por ciento por agua, por lo que su valor calórico es muy bajo. Además, ayudan a eliminar toxinas y a retener menos líquidos.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR