• gal-img Este tipo de zumos son una fuente de azúcar (Pixabay)

    1- Zumos envasados
    Hay quien los llama las “chucherías” líquidas y es que son toda una “bomba” azucarada. Un alimento típico en las meriendas y desayunos, ya no sólo de adultos, sino de los más peques. La clave es que, normalmente, los niños tienen un ritmo de vida más elevado y queman esos azúcares. Otro caso son los padres. Es simple ¿cómo un litro de zumo envasado puede tener el jugo de 4,6 u 8 naranjas? Juzgad vosotros.
  • gal-img En gran parte se sustituye ese porcentaje de grasa con azúcar (Pixabay)

    2. Yogures 0%
    Lo siento, puede que te hayamos estropeado la dieta para perder unos kilos de cara al verano pero los yogures 0% no te están haciendo ningún favor. Es más, están hinchando ese flotador que querías pinchar. El motivo se debe a que lo que no tienen de grasa se compensa con aditivos y azúcar para compensar esa falta de sabor. ¿Un sustitutivo saludable? Acércate al supermercado y hazte con queso 0% batido. Tienen más proteínas y sí son 0%.
  • gal-img La OMS ya alertó que no son muy sanas (Pixabay)

    3. Carne procesada
    Hace unos años salto la alarma en este alimento tras un informe de la OMS que defendía que un consumo elevado de carne procesada puede favorecer la aparición de cáncer. Esto, en parte, se debe a la ingente cantidad de aditivos que se le añaden para que aguante más en la nevera. Todo ello sin contar que la carne con la que se fabrica es de ínfima calidad. ¿Quieres tomarte una buena hamburguesa? Compra ternera o pollo y pide que te la piquen. Así sabrás que no estás comiendo nada raro.
  • gal-img Aunque no lo creas, son una "bomba" calórica (Pixabay)

    4. Capuccinos y variantes
    Están muy ricos, existen decenas de sabores y tienen cientos de calorías que van directas a tu cintura. ¿Vas a estar “sufriendo” durante el día a base de ensalada y atún para luego ir a una cafetería y tomarte un capuccino con doble de nata, triple de chocolate y un topping de lágrimas de avellana frita? Si eres de los que no puede vivir sin café pásate al sólo, cortado o con leche desnatada. Si le quitas ese sobrecito de azúcar mejor que mejor. Otra opción es pasarte al té.
  • gal-img Toca buscar otra cosa que desayunar, estos cereales no son muy sanos (Pixabay)

    5. Cereales chocolateados
    Te levantas, hace un gran día y… ¿Vas a desayunar cereales de chocolate con azúcar? Empieza la mañana con buen pie y pásate a otro desayuno. Dejando a un lado los cereales naturales o específicos para adelgazar, la mayoría están repletos de azúcares y conservantes que no te están haciendo ningún favor. Puede que estén enriquecidos con minerales y vitaminas, pero el exceso de aditivos y azúcar no se lo quita nadie.
  • gal-img Ni te imaginas de lo que está hecho (Pixabay)

    6. Ketchup
    Seguro que te has quedado con la boca abierta. ¡Pero si sólo es tomate! Pues no. Sólo tienes que darle la vuelta al envase y verás todo lo que lleva de la mano. Cebolla, hierbas, especias, vinagre y, cómo no, azúcar. No es que sea perjudicial pero está totalmente contraindicado si estás cuidando tu alimentación. ¿Lo peor? Que es un alimento super calórico.
  • gal-img Si sabes cuáles tomar no habrá problemas para tu salud (Pixabay)

    7. Cacahuetes
    No, no te vamos a quitar tu snack favorito. Simplemente te lo vamos a cambiar por uno más sano. Los cacahuetes son una fuente de grasas saludables, proteínas, vitaminas, fibras y son muy energéticos. Entonces, ¿por qué están en esta lista? Todos sus beneficios se pierden cuando son fritos, con sal o cualquier otra combinación. A partir de ahora pásate al natural. Un puñado de ellos a la semana es una muy buena opción.
  • gal-img Los conservantes y aditivos hacen que no sea muy saludable (Pixabay)

    8. Pan de molde
    Sabemos que estabas cruzando los dedos para que no apareciese en esta lista pero, sí, no es tan sano como parece. El pan de molde deja de ser sano en el momento en el que en proceso de fabricación le añaden conservantes, aditivos y demás componentes poco saludables. Es el precio para que mantengan su textura, sabor y vida en la bolsa sin ponerse malo. Además, tienen un importante aporte de azúcares y grasas. ¿La solución? Cámbialo por el normal.
  • gal-img

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR ACEPTAR
Aviso de cookies