• gal-img Eliminar el azúcar de la dieta tiene efectos increíbles en el cuerpo (iStock)


    El azúcar siempre se ha asociado a los momentos más dulces, a la celebración y a exquisiteces a las que es imposible resistirse. Pero su inofensiva apariencia no lo es tanto y, especialmente el azúcar refinado, es el origen de muchas enfermedades como diabetes, cáncer, depresión, acné, infertilidad, enfermedades cardiovasculares, estreñimiento y otras dolencias digestivas, además de que provoca una adicción similar a la heroína por lo que el organismo debe seguir un proceso de desintoxicación para recuperar la salud y la calidad de vida. Aunque el azúcar es necesario para la vida hay que buscar la opción más saludable como los azúcares naturales presentes, de forma natural, en muchísimos alimentos que consumimos día a día como las frutas o la leche. El azúcar refinada, presente en golosinas, bollería, refrescos, etc… es la que hay que eliminar de nuestra dieta siguiendo la recomendación de la Organización Mundial de la Salud. Aunque pueda resultar difícil, dejar de consumir azúcares refinados y artificiales tiene efectos casi inmediatos en el cuerpo.
  • gal-img A los pocos días de haber dejado el azúcar, el cuerpo recupera el estado energético. (iStock)

    1. Aumenta la energía
    Un exceso de azúcares refinados y artificiales, como los que contienen los refrescos y bebidas carbonatadas, bloquea al cuerpo de obtener energía de sus reservas naturales y provoca los conocidos “bajones”. A los cinco o seis días de haber dejado el azúcar, el cuerpo ha superado el síndrome de abstinencia y el estado energético será mucho mayor y la sensación de cansancio será cosa del recuerdo.
  • gal-img Los productos azucarados son también los que más calorías y grasas. (iStock)

    2. Adiós al sobrepeso
    Los productos azucarados son también los que más calorías y grasas tienen por lo que, al dejar de consumirlos, el cuerpo quemará todas esas calorías y a los pocos días empezará a perder ese sobrepeso que tanto trabajo costaba antes quitarse de encima y mantener un peso equilibrado y saludable será mucho más fácil.
  • gal-img Las digestiones serán mucho más ligeras. (iStock)

    3. Mejorarán las digestiones
    El aparato digestivo será uno de los primeros en notar la ausencia de ese azúcar que tanto le costaba digerir y, ahora, los intestinos procesarán los alimentos más fácilmente por lo que las digestiones serán mucho más ligeras, además de que se aliviarán otros problemas asociados como el estreñimiento y problemas de colon.
  • gal-img La piel se suavizará y estará más radiante (iStock)

    4. Piel más radiante
    Junto con la contaminación y otros agentes externos, el azúcar y las grasas son uno de los mayores enemigos de la piel provocando acné y otros daño internos que envejecen la piel ya que interfiere en la producción de elastina y colágeno. Cuando dejamos de consumir azúcares no naturales, la piel empezará a notar la mejoría suavizándose y mostrándose más radiante.
  • gal-img Las células cancerígenas se alimentan del azúcar. (iStock)

    5. Se lo pondrás más difícil al cáncer
    Las células cancerígenas se alimentan del azúcar por lo que, eliminando su ingesta, se pone una barrera más al cáncer y que éste se pueda extender por el organismo.
  • gal-img El azúcar es tan malo para el hígado como el alcohol. (iStock)

    6. Ayudas al desintoxicar el hígado
    Para el hígado es tan malo el alcohol como algunos tipos de azúcar por lo que, si se lleva a cabo un proceso de desintoxicación del azúcar, el hígado empezará a funcionar al 100% en pocas semanas, facilitando la eliminación de las toxinas de una forma más eficaz, evitando el almacenamiento de grasas.
  • gal-img El azúcar es un excitante con efectos muy nocivos en el ciclo del sueño. (Pixabay)

    7. Dormirás como un bebé
    El azúcar es un excitante con efectos muy nocivos en el ciclo del sueño muy similares a los de la cafeína por lo que evitando su consumo, especialmente a última hora del día, ya no solo evita el insomnio sino que mejora la calidad del sueño.
  • gal-img Al alejar los azúcares refinados de nuestra alimentación, el cuerpo será capaz de volver autorregularse. (iStock)

    8. Aumenta la sensación de saciedad
    El azúcar diminuye los niveles de leptina en el organismo, que es una de las responsables de enviar la sensación de saciedad al cerebro, de ahí que sea casi imposible tomar un solo trozo de chocolate o un caramelo. Al alejar los azúcares refinados de nuestra alimentación, el cuerpo será capaz de volver autorregularse, se sentirá saciado y se evita comer de más.

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR