• gal-img Ten cuidado por dónde vas (Picsabay)

    1. Fractura de pene
    En plena erección tienes que reconocer que la sangre a la cabeza no va precisamente. Por lo que un golpe puede producir una fractura. Esto supone un desgarro en la túnica albugínea, la capa que envuelve los dos cilindros que contienen el tejido eréctil del pene, llegando incluso a la uretra. Y sí, te pondrían una escayola por chistoso que parezca.
  • gal-img Pillarse el pene con la cremallera es la pesadilla de todos (Picsabay)

    2. Cremallera asesina
    Según un estudio de la Universidad de California pillarse el pene con el pantalón es el 21% de las causas de heridas y estás dentro de ese porcentaje y lo sabes. Afortunadamente el 98% NO necesita operación quirúrgica. Menos mal, ya teníamos bastante con el dolor y la vergüenza de ir a urgencias con el pene pillado.
  • gal-img Más vale prevenir que curar (Unplash)

    3. Irritacion
    Siempre que sientas irritación o picor es que algo no va bien ahí abajo, por lo que es recomendable que vayas a un médico. Las causas pueden ser múltiples y las consecuencias pueden ser bastante dolorosas.
  • gal-img Solo leyendo "desgarre frenillo" duele sin querer (Picsabay)

    4. Desgarre del frenillo
    Seguro que piensas que tiene que ver con los piercings, pero no. Esta lesión se suele producir en plena relación sexual, un frenillo corto y tirante puede llegar a desgarrarse produciendo incluso una hemorragia. La solución esta vez sí que es una operación quirúrgica con anestesia local. Así que adelante, no hay peligros para hacerte un piercing.
  • gal-img En el momento no te das cuenta del rocecill sabanil, pero luego lo sufres en silencio (Unplash)

    5. Trauma en uretra
    En ocasiones durante la masturbación a escondidas puedes rozar con la sábana tu pene. Este roce inocente puede provocar dolores a la hora de orinar. A partir de ahora asegúrate antes de que haya espacio suficiente.
  • gal-img Como en cualquier parte del cuerpo, un golpe es igual a un hematoma (Flickr)

    6. Hematomas
    El hematoma es la lesión más común del pene, sobre todo en futbolistas. Una patada al balón con mala puntería y...DOLOR. Todos lo hemos sufrido y también en los genitales. A cuál peor.
  • gal-img Cualquier exceso es malo (Unplash)

    7. Extimulación excesiva
    ¡Para el carro! La excesiva actividad sexual, ya sea individual o colectiva, genera exceso de hormonas sexuales y neurotransmisores en el cerebro. El aumento de estos químicos puede producir fatiga y erecciones más débiles a largo plazo. ¡No le des mucha caña que se cansa!
  • gal-img El sillín puede convertirse en el peor enemigo para tu erección (Unplash)

    8. Montar en bici mucho tiempo
    Todos sabíamos que el sillín era matador, pero no hasta el punto de hacer que el pene no se levante. La dureza del asiento comprime la zona del perineo, lastimando nervios y arterias vitales para el sexo. Ya sabes, mantén un equilibrio entre sexo y bici, así compensas el ejercicio.
  • gal-img Que se encogiera tanto tenía que ser malo (Unplash)

    9. Lesión térmica
    Orinar en pleno Ártico o bañarte en aguas muy frías puede provocar este tipo de lesiones. La piel se vuelve color morado y se siente hinchazón, ardor y hormiguero. Estos síntomas se pasan en unas horas. En casos graves se produce necrosis tisular, llagas y heridas que pueden durar hasta tres meses. Si es que se hiciera tan pequeñito todo no tenía que ser bueno, una razón más para no bañarte en aguas frías.
  • gal-img Ponte crema y protégete de los rayos uva (Flickr)

    10. Cuidado con el bronceado
    Ya sea al aire libre o en una cabina, la sobrexposición a los rayos uva puede hacer que la piel del pene se irrite e inflame causando un malestar importante. No porque sea más moreno va a dar más placer, el tamaño seguirá igual.

Mas informacion sobre:

Lesiones Salud Sexo

Deja una Respuesta

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

CERRAR